Lazos Ocultos

¿Sabias que las herencias no solamente son transmisión de información genética? También heredas comportamientos, tendencias, situaciones en la vida, características psicológicas, posición familiar y social, eventos traumáticos.

Hay repeticiones transgeneracionales inconscientes, es decir, de generación en generación, se repiten acontecimientos, circunstancias, encuentros personales, situaciones sociales y personales que la persona ha vivido antes. Freud, fue el que hizo salir el inconsciente a la luz pública, es decir, de ser un concepto oculto en antiguos libros de sabiduría a ser conocido como elemento componente de la personalidad, que nos moldea, nos lleva a repeticiones en nuestras relaciones personales, sociales, familiares, situaciones agradables y desagradables, enfermedades, tendencias a buscar siempre el mismo tipo de mujer, matrimonios bien o mal avenidos y esto transmitidas de generación en generación. Jung está relacionado con el estudio del inconsciente colectivo, Jung fue alumno de Freud y aunque discreparon después, éste , complementó la obra de Freud.

Freud con su psicoanálisis, quiere sacar esas tendencias inconscientes a la luz, para que la persona se libere de estos atavismos y viva una vida mas original y feliz y no reviva la vida muchas veces desgraciada de sus antepasados o lo que se nombra como repeticiones trans generacionales inconscientes, no vivir la vida de su abuelo, o sus padres.

De tal manera que el inconsciente es el mismo subconsciente, que transciende tus vidas pasadas e influye en esta vida actual. Allí estan guardados los temores, odios, amores, tendencias, los CONFLICTOS NO RESUELTOS, tarde o temprano surgirán para afectar las relaciones interpersonales positiva o negativamente, esto último relacionado con los conflictos no resueltos, los cuales, surgirán como fantasmas que vienen a hacerte toda clase de fechorías, con la desventaja de que no sabemos que esto viene de la remota infancia o de una existencia anterior o de una memoria ancestral.

En realidad no somos tan libres como creemos, porque estos hilos invisibles jalan a veces con violencia, de tal forma, que periódicamente podemos ser sacudidos por eventos negativos o desagradables, por ejemplo, eventos desagradables que se producen por fechas de aniversario, de cumpleaños, navidades y así indefinidamente.

pexels-photo-64699.jpeg

Ivan Boszormenyi- Nagy, Psicoanalista de origen húngaro, escribió sobre las lealtades familiares. En las relaciones familiares se debe tener en cuenta la justicia y la equidad, esto es lo que nos trasmiten los ancestros y lo que trasmitiremos a nuestros descendientes. Un elemento clave en la teoría de este psicoanalista, también es el concepto de lealtad. El grupo familiar tiene su unidad social, la cual, depende de la lealtad de los miembros del grupo familiar o clan familiar. Cuando en el grupo familiar hay abusos de unos contra otro u otros, asesinatos, odios, venganzas, injusticias, mala fe; se tendrán problemas repetitivos generación tras generación. Es como hablar del “libro de cuentas familiares”. Cuando no se consigue perdonar las injusticias sufridas, esto puede ocasionar estrés que pueden inducir aparición de cáncer, hipertensión arterial, úlceras, el amplio campo de las neurosis, ansiedades que no se explican.
RELACIÓN CON CONOCIMIENTOS DE PUEBLOS ABORIGENES

Separados por el tiempo y la distancia, por culturas muy diferentes, civilizaciones aborígenes de América y Hawai, tenían claro que existía una relación con nuestros ancestros, aunque físicamente no se conocieran. También un sistema de lealtad y tradiciones familiares y sociales fuertemente establecidas. Es decir, lo que mencionan Freud y Jung, estaba ya reconocido entre civilizaciones aborígenes y transmitido de generación en generación desde tiempos muy antiguos. También conocían métodos rituales para “liberar”, al sujeto presa de estos atavismos ancestrales para que llevara una vida mas normal.

pexels-photo-221387.jpeg

El ho’oponopono, es uno de estos métodos usado por los aborígenes hawaianos, tiene la propiedad de liberar al sujeto de dificultades creadas ya sea en vidas anteriores, remota infancia, por falta de fe en sí mismo, por culpa propia o dificultades creadas por otros. En este sistema se debe reconocer la responsabilidad propia en la manifestación de la dificultad que se presenta, se reconoce que de alguna forma somos cocreadores de la situación que se nos presenta. La idea principal es borrar, borrar esas memorias que vienen en forma transgeneracional o creadas por nosotros en esta encarnación o por traumas de nuestra infancia. Se debe indicar al comienzo del proceso, la intención de borrar y luego se inicia el proceso que es algo aparentemente abstracto: ” Lo siento, perdóname, gracias, te amo “. El Ho’oponopono, es llamado por muchos el camino más fácil o el camino fácil, ciertamente aligera las cargas y aclara el camino. Este proceso de borrar afecta positivamente a los descendientes de quien lo practica.

Esta publicación se escribió con ideas tomadas del libro ” Ay mis Abuelos ” de la psicoanalista Anne Ancelin Schützenberger, nacionalizada en Francia y Profesora Emérita de la Universidad de Niza, Dra. en psicología y muchos otros títulos y trabajos publicados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s